Anatoli Karpov

Cumplió 50 años

El célebre jugador ruso Anatoli Karpov acaba de cumplir 50 años el pasado 23 de mayo.

Queremos aprovechar la ocasión para inaugurar aquí un apartado especial dentro de nuestra página web: la inevitable galería de campeones que todo buen aficionado quiere encontrar. Un rincón selecto repleto de obras maestras sobre las 64 casillas.

No existe mejor escuela que la reproducción de las partidas jugadas por los mejores ajedrecistas de la historia.

Ofrecemos el extracto del artículo firmado por David Llada para la web de la prestigiosa publicación española GAMBITO junto a una pequeña selección de partidas de Anatoli Karpov.

Esperamos que disfruten de ellas.



Partidas de Anatoli Karpov
David Llada.

Anatoli Eugenevich Karpov, decimosegundo Campeón Mundial, cumplió el dia 23 de mayo cincuenta años. 
Este gran jugador, que ha escrito algunas de las páginas más gloriosas de la historia del ajedrez, llega al medio siglo de vida en un momento dulce. Ya no arrasa en un torneo tras otro, como antaño, y sus resultados y nivel de juego han decaído enormemente en el último lustro.
Incluso su viejo rival, Viktor Korchnoi, lleva camino de superarlo en el ránking elo, de seguir la tendencia de los últimos años.

Anatoli Karpov
Pero aun así, Karpov parece más feliz que nunca, o al menos ésa es la impresión que transmite. Muy orgulloso de sus múltiples actividades sociales y humanitarias, que le llevan contínuamente de un país a otro, Tolia se ha convertido en un diplomático ejemplar, y en el mejor embajador del ajedrez posible.

Tuve ocasión de entrevistarle y charlar bastante con él durante su último 'supertorneo', en Linares. Y una vez más, no pude dejar de sentirme admirado por su sencillez, su gran amabilidad, y también su astucia y elegancia para esquivar las preguntas comprometidas, sin caer nunca en un desplante ni verse comprometido. Eso además de una gran timidez: Karpov comprende perfectamente el castellano, pero cuesta horrores arrancarle una sola palabra en nuestro idioma. A cualquier requirimiento en ese sentido responde con una tímida sonrisa mientras se encoge de hombros.

Me resultó curioso comprobar que aunque reconocía que su nivel había bajado mucho en los últimos años, no cree que eso se deba a su edad. Insistía en recalcar que el bajón de forma se debía única y exclusivamente a la falta de tiempo para prepararse. 'Ahora tengo muchas ocupaciones, fuera del ajedrez, y no puedo prepararme como antes. Esa es la única razón de que mi nivel haya bajado, y no la edad'-, nos explicó -'De todas formas, no lo lamento, porque mi vida es mucho más interesante desde que hay más cosas en ella que el ajedrez. Sigo disfrutando con las partidas, y creo que eso se ha notado en este torneo, pero el ajedrez ya no es mi única prioridad'. En la misma dirección se expresó durante la rueda de prensa del día de clausura, a cuya conclusión, y a modo de orgullosa e ilusionada confidencia, nos habló del gran torneo de ajedrez infantil que organizará próximamente en Moscú.

Recuerdo otras dos anécdotas de Linares relacionadas Anatoli que merecen ser contadas. La primera de ellas fue cuando en uno de los días de descanso vi aparecer a su entrenador, Mijail Podgaets, por la semidesierta sala de prensa, con aires de estar bastante perdido. Le pregunté si podía ayudarle en algo, y casi por señas, me indicó que necesitaba hojas de papel en blanco. Porque aunque resulte difícil de creer, mientras el resto de jugadores utilizan potentes ordenadores portátiles para preparar sus partidas, 'el gélido' Anatoli sigue empleando, como a la vieja usanza, cuadernos y hojas de papel. Lo que, como ya dije en varias ocasiones, da más valor aún a sus espectaculares -y no ten lejanas- victorias. La segunda anécdota tiene relación con su famoso antagonista, Garry Kasparov. Me quedé de piedra cuando en la cena del último día, Kasparov, de la que abandonaba el restaurante, se dirigió él en tono muy familiar: 'Anatoli, ¿has leido el artículo que publica este mes la NIC?'. Yo era la primera vez que coindía con ambos a la vez en un torneo, y nunca me hubiera imaginado que les vería dirigirse el uno al otro con tanta cordialidad. Nuestro compañero de mesa, Leontxo García -con mucha más experiencia lidiando con ellos- estaba si cabe más asombrado: 'Es la primera vez en 20 años que veo a Kasparov llamar a Karpov por su nombre de pila'. Y es que el tiempo todo lo cura.

Su representante, Alexander Bach, ha estado estableciendo contactos durante los últimos meses para la celebración del 'Torneo 50 aniversario Anatoli Karpov', una bonita iniciativa que esperemos que salga adelante [aunque algunos invitados importantes, como Viktor Korchnnoi, han rehusado participar]. Y pueden estar tranquilos los miles de admiradores del elegante estilo de juego de Karpov, porque seguro que seguiremos viéndole en activo por muchos años más.

¡ Felicidades, Tolia !

arriba



 
Página principal del Club Ébano  
Última modificación: 24 de mayo de 2001