ENTREVISTA CON ...

José Manuel Ramos
"El mérito está sobre todo en no abandonar"
ENTREVISTA A JOSÉ MANUEL RAMOS   (27 de abril de 2003)
¿A que edad empezaste a jugar al ajedrez y como fue?
Las reglas del juego las aprendí de mi padre a los doce años. Fui un ajedrecista tardío y no le puse mayor atención, quizás por el hecho de que perdía todas las partidas. Incluso pasaron tres años hasta que volví a tomarme en serio esto de “mover madera”. Eso sucedió cuando en mi primer curso de BUP sufrí una dolorosa derrota con un compañero de clase al cual no tenía entre mis “personas gratas”. Acabó el curso y estuve todos los días del verano estudiando ajedrez por mi cuenta en cualquier libro de iniciación que cayera en mis manos (incluso aprendí la notación de las jugadas por mi mismo, descifrando las partidas impresas). Puede decirse que mi pasión por el ajedrez se la debo finalmente al bajo instinto de la venganza. Debo decir que al año siguiente pude derrotar con facilidad a mi compañero de estudios ... Aún no he tenido la ocasión de agradecérselo.
José Manuel Ramos
¿Cuál es tu mejor partida (si hay varias di una)?
Siempre guardé un gran recuerdo de la partida que gané al gran maestro José Luis Fernández en uno de los torneos en el Orfeón La Paz de La Laguna. Tuve un día muy inspirado y preparé bastante bien la defensa (Pirc). José Luis cometió una imprecisión y mi posición se convirtió en una de esas que apetece jugar arriesgando lo que sea necesario. Así lo hice y situé mi torre en una casilla poco habitual. Después vino un inspirado sacrificio de peón y al final un ataque de todas mis piezas sobre el rey. Puede decirse que no es habitual ganar a un maestro, pero además es bastante raro que un aficionado consiga desarrollar la partida con tanto acierto.
Más recientemente disputé una partida decisiva contra el maestro lagunero Javier Santos. Fue en la última ronda del Campeonato por Equipos y mi victoria permitió a mi club clasificar para el Campeonato de Canarias: inolvidable.

¿Cuál fue tu peor derrota?
No suelo acordarme mucho de las derrotas. Posiblemente por el mismo motivo que casi todos los ajedrecistas: a nadie le gusta perder, y menos recordarlo. Pero haciendo memoria, diría que una partida que me dolió mucho perder fue ¡la última! ... contra Miodrag Todorcevic, en la que estropeé en pocas jugadas una estupenda posición.

¿Cuál es el jugador aún vivo que más admiras?
Robert J. Fischer.

¿Cómo te relajas?
Antes de jugar me gusta pasear un poco, escuchar música y sentir el aire en la cara. Durante la partida procuro respirar con tranquilidad y concentrarme en los factores puramente ajedrecísticos. En mis primeros años de ajedrecista pasaba muchos más nervios que ahora. Lo cierto es que me cuentan que lo disimulo bastante bien. Siempre pensé que si los rivales te notan extremadamente tranquilo (fuera cual fuese la situación sobre el tablero) serán ellos los que sufran de los nervios.

¿Cuál consideras que es tu punto débil como ajedrecista?
Tengo muchos puntos débiles. O mejor diría facetas en las que me queda mucho por mejorar. Por ejemplo el factor “perfeccionismo”. Tiro por la borda muchas partidas por pretender jugarlas “a la perfección”, cuando sería mucho más eficiente jugarlas más intuitivamente (al fin y al cabo nuestro estilo de juego se muestra más claramente cuando tomamos decisiones rápidas y comprometidas). En la parte técnica creo que tengo muchas lagunas en la preparación de las aperturas.

¿Cuál es tu punto fuerte como ajedrecista?
Sólo uno: estudiar y jugar al ajedrez con apasionamiento.

¿Cuál es tu comida favorita? ¿Sabes cocinártela tu mismo?
Soy muy buen catador. Pero no fui cocinero antes que fraile ...
Mi plato favorito ... mmm, son tantos. Quizás el huevo frito con papas fritas. Ahora que lo pienso, éste sí que sé cocinármelo.

¿Qué libro llevarías a una isla desierta?
Si me fuera a una isla desierta sería por haber naufragado. En ese caso no me hubiera dado tiempo para llevarme lectura. Pero en el supuesto de querer “auto-aislarme” al estilo Tom Hanks, me encantaría tener a mano cualquier lectura de Mario Benedetti.

¿Cómo caracterizarías tu estilo de juego?
Mi estilo es ecléctico. Intento no predeterminar qué tipo de posiciones voy a jugar. Me parece un reto afrontar todo tipo de problemas estratégicos y tácticos en cada partida. Pero éste es un enfoque que debo cambiar. El ajedrez de competición exige un equilibrio importante entre este punto de vista "creativo" y un enfoque más práctico basado en la buena elección de las aperturas que mejor se adapten a mis cualidades. En una frase: hay que jugar preferiblemente las posiciones que nos resulten más gratas y dónde tengamos mucho trabajo casero ya desarrollado.

¿Contra qué jugador tienes los peores resultados?
No lo sé. Pero hay un jugador al que respeto mucho y al cual no he podido vencer en un torneo de ajedrez clásico en los últimos veinte años: Adalberto Villavicencio.

¿Cuál es el autor de ajedrez que más disfrutas leyendo?
Díficil respuesta. Son muchos los autores de libros de ajedrez que me han enganchado con sus comentarios de partidas o sus tratados de estrategia: Alekhine, Fischer, Timman, etc. Si debo destacar alguno diría que resulta un gran placer leer cualquier texto de Garry Kasparov por la profundidad y honestidad de su trabajo.

¿Cuál fue tu momento más humillante frente a un tablero de ajedrez?
No puedo recordar ningún momento especialmente humillante. Muchas veces sí he terminado dolido o enfadado con el resultado de alguna partida. Pero el sentimiento de humillación implica que alguien o algo me haya hecho sentir ultrajado como ajedrecista ... y afortunadamente eso no me ha ocurrido nunca.

¿Juegas partidas blitz contra el Fritz u otro programa? Le ganas?
No suelo jugar partidas contra programas informáticos. Me aburren solemnemente. Quizás se debe a su estilo "máquina" que tanto se aparta de mis gustos por el ajedrez más arriesgado y menos técnico que jugamos los humanos. Además, contra las computadoras de poco vale toda la preparación sicológica que otras veces nos sirve para inclinar la lucha en nuestro favor. Digamos que me molesta "no ver sufrir a mi rival".

¿En tu opinión, qué haría falta para mejorar las condiciones ajedrecísticas en Tenerife? ¿y en Canarias?
No tengo ninguna duda que el nivel ajedrecístico de una comunidad se debe medir tanto por el número de sus practicantes como por el nivel de sus mejores jugadores. En Canarias disfrutamos de una buena cantera y son muchos los jóvenes que cada día más se animan a participar en torneos, y especialmente en Tenerife la labor de la federación y organismos oficiales están empujando mucho al ajedrez.
Pero quisiera que todos tengamos presente que el ajedrez es un juego de práctica siempre minoritaria y nunca debemos sacrificarlo todo en aras de una difusión general. Es importante establecer escuelas de alta tecnificación que sirvan para formar adecuadamente a los mejores jugadores, y que sean ellos el motor que impulse a Canarias dentro del marco del ajedrez español e internacional. Hasta el momento no veo que se esté potenciando esta faceta.

¿En qué torneo en particular te gusta mas competir?
Aunque participar en torneos individuales siempre te concede mayor libertad para desarrollar tu juego, sin embargo la competición que más me divierte cada año es el campeonato de Tenerife por equipos. Se juega a un ritmo que le resulta apropiado a mi estilo de juego y está cargado siempre de una emoción que no tienen otros torneos. Cada equipo lucha por su mejor clasificación y mi club ha tenido la fortuna de jugar durante muchos años por las plazas clasificatorias para el campeonato de Canarias.

¿Alguna vez te hicieron trampa en un torneo?
No puedo recordarlo. Desde luego he tenido que soportar en ocasiones algunos comportamientos antideportivos, pero pocas veces me molesto en recordarlo y archivarlo en mi "cuaderno de ofensas graves". Sinceramente me da profunda pena aquel jugador que pretende ganar fuera del tablero en lugar de centrarse en el juego y ser honesto en la actividad que está desarrollando. Esto vale para cualquier faceta de la vida.

¿Cuál es el rival más irritante que hayas enfrentado?
No guardo recuerdo de nadie en particular, pero sin embargo todos los jugadores deberíamos procurar ser más corteses con nuestros rivales sobre el tablero. "Atornillar" las piezas, molestar con ruidos y tics o acudir a jugar con un "aroma" corporal que más recuerda a un deshollinador que a un ajedrecista (con todos mis respetos para los deshollinadores), son actitudes que no me dejan buen recuerdo de algunos rivales.

¿Cuál es la persona más cortés con la que hayas jugado?
De éstos sí recuerdo unos cuantos. Y además me apetece mencionar a algunos en concreto, sin dejar de apreciar a todos en general. Tengo que destacar al veterano Rodolfo Gómez, a Agustín Manrique, a un jugador de reciente aparición en el ajedrez tinerfeño: Peter Heimbacher, y por supuesto a todos y cada uno de mis compañeros de equipo.

¿Hay otros deportes o actividades en las que te destaques?
No se me da muy mal jugar al futbol sala (aunque los años no perdonan !?) y soy un dibujante aceptable.

¿Te causó problemas alguna vez el ajedrez con tus padres, estudios, novia/o, esposa/o?
El ajedrez es una disciplina que exige un mínimo conocimiento técnico. Esto hace que la gran mayoría de la gente no llegue a percatarse de sus virtudes y de lo divertido que puede llegar a ser. Esto hizo que en mis primeros años no hubiera el más mínimo apoyo hacia mi dedicación ajedrecística. Se trataba de un juego que no me iba a dar nada económicamente hablando y que me distraería de mis estudios. Esos vaticinios se han cumplido: el ajedrez me ha costado más dinero del que me ha dado y he invertido mucho tiempo en su estudio que quizás me hubiera servido para desarrollar cualquier otra disciplina. ¿Arrepentido? En absoluto. Las satisfacciones intelectuales y deportivas o las amistades cosechadas no son motivos para mostrarse desagradecido con el ajedrez.

¿Alguna vez te ocurrió de soñar con una variante o resolver un problema ajedrecístico mientras dormías?
En mis primeros años como jugador de ajedrez debí sentir algo así como una obsesión. Efectivamente soñaba a veces con posiciones concretas y sobre las soluciones que podían darse. También sufría a veces de una especie de ensoñamiento y creía ver cómo el movimiento de los objetos y las personas se regía por las mismas reglas de juego que el ajedrez: aquella señora se está desplazando en diagonal, la puerta está cerrada cual una casilla bien bloqueada, etc. Creo haberme curado de esta enfermedad.

¿Se puede vivir del ajedrez?
No. ¿Acaso alguién le ha preguntado al ajedrez si quiere que vivan de él?

¿Crees en Dios?
Sí. Supongo que es lo menos que puedo hacer por "alguien" que alguna vez quiso creer en mí.

¿Cuál es tu meta en el ajedrez?
Entender lo mejor posible lo que esté pasando sobre el tablero. Es una carrera de fondo donde el mérito está sobre todo en no abandonar.

Responde ... "al toque"
 
¿Impulsivo o reflexivo?
Reflexivo (esta respuesta la he pensado un poquito)
¿Aprender o enseñar?
Aprender, siempre aprender
¿Blancas o negras?
Ambas
¿Flanco dama o flanco rey?
Flanco de rey
¿Sensible o frío?
Sensible
¿Camisa o camiseta?
Camiseta
¿Alfil o caballo?
Alfil
¿Rubia/o o morena/o?
Persona
¿Liga o suizo?
Liga
¿Vino o cerveza?
Cerveza
¿Optimista o pesimista?
Optimista
¿Comer afuera o comer en casa?
En casa si tengo apetito. Fuera si busco una animada sobremesa con los amigos
¿Rock o clásica?
Rock
¿El día o la noche?
Ambas

Agradecemos la amabilidad de José Manuel Ramos y le deseamos todos los éxitos posibles en sus futuros proyectos.

arriba


Hemos realizado esta entrevista con José Manuel Ramos, otro de los jugadores del Club de Ajedrez Ébano, con la intención de conocer sus puntos de vista sobre el ajedrez y al mismo tiempo desentrañar los secretos de su personalidad. Esperamos que les haya resultado interesante y entretenida.

Seguiremos conociendo los puntos de vista acerca del mundo del ajedrez de diversas personas que pasarán por estas páginas.

Hasta la próxima entrevista.

Página principal del Club Ébano  
Última modificación: 28 de abril de 2003